Juguetes Sexuales Para Hombres Heteros

Hola les damos las bienvenidas, ¡Muchas gracias por encontrarnos en este blog adonde descubrirás ese juguete tan deseado. Te mostramos la más extensa coleccion de modelos de juguetes sexuales. Juguetes Sexuales Para Hombres Heteros es el artículo que te presentamos y estamos seguros que te generará mucha adrenalina . Ahora mismo lo hallarás en Amazon con envío gratis, si ya has pensado y estas interesado en buscar más acerca de esta increíble oferta sólo tienes que quedarte aquí y seguir leyendo.

 

 

 

Vayamos por un momento a la historia de los juguetes sexuales:

Este mundo no es una cosa nueva, dicen que Cleopatra mandó a fabricar el primer dildo de la historia con abejas puestas dentro de un rollo de papiro. Si bien esto no está oficialmente confirmado, la idea no es tan rara ya que tiene mucha lógica.

Entre los años 1904 y 1910 comenzaron las publicaciones con las bondades de los vibradores para la salud. En al principio, no iban dirigidos para el uso íntimo, sino que se promovían como la cura a casi todas las enfermedades. Había anuncios que incitaban a influir en las mentes con la idea de que servían para curar cierto tipo de enfermedades y hasta se vendías libros guías que hablaban de esto. Con todo, fue en 1915 que todo esto comienza a transformarse, ya que la Asociación médica de la época publicita un comunicado diciendo que los vibradores no sanaban en realidad ninguna enfermedad y que solo se trataba de una estafa.

La por entonces exitosa industria del vibrador empezó a entrar en crisis y esto se convirtió en una oportunidad. Dicha industria había florecido durante varios años y se habían creado cientos de aparatos. Pero ahora al no ser compradas ni avaladas por la medicina idearon dejar de enfocar el artículo como de “uso médico” y lo orientaron en sus publicidades para atraer a los consumidores, directamente. Entonces los avisos se fueron volviendo sutilmente sexuales. Sabemos que ya se vendían masivamente para este uso,  vibradores, a partir de los años 50.

 

 

 

 

¿Que te ha parecido?